NUEVA CAPA A PARTIR DE FONDO

La decisión de intervenir en este espacio de Aragon Park parte del cautivador trampantojo que se genera en uno de los huecos de ventana interior al dialogar con los otros espacios del edificio con los que conecta. Desde ese punto de vista concreto, la imagen que enmarca ese vano parece una en dos dimensiones en diálogo con el resto del espacio tridimensional. Con la intención de repetir ese engaño y simular la bidimensionalidad total del espacio que transitamos, generamos otra suerte paralela de trampantojo, como si de una nueva capa de Photoshop parcialmente borrada se tratase. Yendo de un espacio a otro, deambulando y atravesando el lugar, la experiencia de lo físico y lo digital se solapa y el escenario se transforma; los elementos dialogan de manera diferente y hasta se convierten -cuando el truco acaba desvelándose- en una especie personajes blandos que, como nosotros mismos, pueblan como pueden el paisaje que les ha tocado.

©2020 Miguel Ángel Tornero